Clima Monterrey N. L. México

El Tiempo en Monterrey

viernes, 9 de mayo de 2008

¿Qué celebrar?



Nunca le preguntaron que era lo que quería hacer con su vida, jamás su opinión tuvo peso suficiente para cambiar el rumbo de un proceso familiar. Estaba destinada a cumplir sólo una misión, la de parir. Eso era lo único importante, lo demás solamente fueron las consecuencias de traer hijos al mundo, cuidarlos, amamantarlos, vestirlos, asearlos; todo para otros, nada para sí.
Pero contenta por hacer lo que le tocó hacer en la vida, no rechazó la actividad de mamá, la más pesada de todas las profesiones, la más ingrata, finalmente no representa un logro personal, un triunfo, algo que marque un currículum importante que lleva a ganar premios y reconocimientos, a tener bonos de productividad ni nada de los reconocimientos que se dan por estar en el mundo de la producción.


Hoy, aquellos hijos paridos por aquella mujer que nunca le preguntaron cuáles eran sus sueños, sus aspiraciones como persona, luchan por sobrevivir en un mundo de competencias salvajes, pelean por tener un salario que les permita subsistir junto con los hijos que algún día repetirán la historia.Pero las nuevas mamás ya no están dispuestas al sacrificio que las abuelas aceptaron. Ahora, las mujeres están insertas en el nuevo mundo, en la modernidad, en la competencia de todos contra todos, buscando el reconocimiento de los demás. En el espacio donde se mueven, las actividades propias de la maternidad estorban y se busca una solución para que la plenitud del éxito no se vea ensombrecida por pañales sucios, ni vómitos ni llantos infantiles.

Hoy la vida es otra, ya nos se trata solamente de echar hijos al mundo para perpetuar la especie, sino de ser igual que todos, con las mismas oportunidades, con todas las posibilidades de hacer realidad los sueños, de no cambiar las propias ilusiones por las de la pareja o las de los hijos, de no vivir la vida de otro, sino la propia.Una gran dosis de egoísmo lleva esta actitud, pero también contiene el reclamo justo y gracias a estas nuevas mujeres, la sociedad tendrá que parir una nueva etapa en la historia de la humanidad.

Obliga todos a volver la vista al pasado, a revisar las causas por las que el hecho de ser madres relegó a la mitad de la riqueza humana nacional y mundial; obliga a reconocer el sacrificio real de las mamás de antaño, mujeres que envejecieron esperando algo que nunca llegó y que tal vez recibieron exactamente lo contrario a lo que debieron recibir. Porque debe ser terrible sepultar esperanzas, olvidar sueños y aspiraciones para dedicarse a ver crecer a los hijos.

Pero finalmente, ser madres es parte de la actividad biológica exclusiva de las mujeres, nacieron con esa función que puede ser como respirar, dormir, como la función del corazón vivo, del hígado, una actividad natural diferente a la de los hombres e imposible de negar desde el punto de vista natural, aunque socialmente se pueda esconder, evitar y que provoque actitudes aberrantes como la de horrorizarse ante la posibilidad de tener hijos.

La sociedad en la que nos ha tocado vivir, se encuentra hoy ante la disyuntiva de vivir con modelos obsoletos, mientras las mujeres avanzan o revisar lo que tenemos, si nos sirve o no, si vale la pena el festejo dedicado a ellas únicamente por ser madres o esto debe ser erradicado o modificado.

Qué pensarán las maestras jóvenes que se esmeran por organizar el festival de mayo para unas mamás que no pueden asistir porque deben trabajar, cuál es su propuesta, cómo se resolverá este conflicto moderno…

Aquellas mamás, hoy abuelas, bisabuelas que pierden sus miradas en un horizonte que jamás alcanzarán, aquellas a quienes no les preguntamos si querían que fuéramos sus hijos y que nos recibieron con todo el amor que fueron capaces de sentir y que dieron su vida social a cambio de vernos felices, que soportaron berrinches, orines y todas las etapas del crecimiento humano, de niños y niñas que luego fueron adolescentes, jóvenes y después adultos.

Finalmante, mi reconocimiento a todas las madres del mundo, gracias por soportarnos y cuidarnos, son un amor.



20 comentarios:

Sergio dijo...

O más bien ¿cómo celebrar es día en el mundo actual?, Yo solía escuchar muchas serenatas el 9 de mayo en las noches, niños y niñas con botes y palos tocando y cantando, ahora son tan escasas, si escucho dos son muchas.

Sibyla dijo...

Precioso Homenaje y siempre merecido para todas las Madres!
Una figura abnegada y llena de amor y generosidad.

Un saludo Sergio!:)

Cristina dijo...

Me uno a tu reconocimiento

Cris

Cristina dijo...

Me uno a tu reconocimiento

Cris

mi despertar dijo...

Te aplaudo desde lo lejos

MonikaMDQ dijo...

Bellísimo homenaje hecho post Sergio.
Me gustó mucho y emocionó.
Aqui el dia de las madres es en Octubre pero me viene muy bien leer esto mientras tanto.
un beso grande!

Florcita dijo...

Pues la mia va a tener que esperar porque en Argentina se fersteja mas adelante jajaj
FELIZ DIA A TODAS LAS MADRES!

Nancy dijo...

Me idenfique mucho con tu post, es cierto tdo lo que dices, creo que con el tiempo este tipo de celebraciones se ira quedando en el olvido, y no porque sea algo malo, sino que las cosas seran diferentes, donde el ser madre no definira por completo la vida de una mujer sino pasara a ser sólo parte de todo un conjunto y me parece bien.

Te mando un saludote :)

Nancy

MARISA dijo...

primero decir que ser madre es una opción, no una obligación (hablo del presente..), las madres obligadas, aquellas mujeres que no tuvieron otra cosa en la vida que ser esposas amantes madres y criadas..no merecen un homenaje de un día, merecen un altar, un homenaje diario, no tengo palabras suficientes para adularlas.. me alegro de que este mundo haya cambiado, al menos un poco , porque hay cosas que siguen ahí..

De Lirium soy dijo...

Hermoso homenaje a las madres! Aquí el día se festeja en octubre.
Es verdad, todo ha cambiado y mucho, pero me parece bien que la mujer pueda elegir libremente. No creo que eso quite mérito, ahora quienes quieren ser mamás pueden elegir y así como por un lado se ganan derechos por otro se hacen malabares para cumplir todos los roles actuales. Un abrazo.

Marta dijo...

Yo trabajo ahora, para que cuando llegue ese día, en que me sienta honrada con el "título de mamá" pueda permitirme no faltar a ninguna fiesta!!!!.

Marieazul dijo...

Me encanto tu homenaje a las madres el post es enternecedor.
un abrazo.

Sergio dijo...

Gracias por sus opiniones, creo que no hay nada más grande que ser MAMA, así en mayúscula, deberas mi admiración y respeto.

saludos

lichazul...elisa dijo...

sergio

en hora buena el post
día de la madre han de ser todos los días de la existencia

y aunque ella se haya ido este viernes , su dulzura fue tan grnade que esta pena negra , es pequeña con todo su legado que dejó:-)

un abracito de paz

BETTINA PERRONI dijo...

la celebraciòn va màs allà de toda la màquina comercial que marca la fecha...

Me ha encantado su tributo, recordando aquello que pocos hijos alguna vez hemos preguntado... ¿era ese el principal sueño de nuestra madre?, tener hijos?... si o no, ha sido lo mejor que nos ha pasado :)

Marieazul dijo...

Hola!!! mi casita cumple un año!!! y quiero festejarlo contigo... en mi espacio hay un regalito para ti!
un abrazo

María dijo...

Me ha encantado este homenaje que has ofrecido a las madres, te aplaudo y te felicito por este post tan precioso y tan cálido.

Un beso y una rosa.

angélica beatriz dijo...

Hola Sergio. Encantada de conocer a un bloguero de mi tierra :-)

Gracias por ir a mi rincoconcito, vendré seguido al tuyo oki?

Un beso para ti.

María José dijo...

Gracias por tu comentario , estoy devuelta y con mas fuerza, re espero para seguir comunicándonos.

Un Abrazo,

Maria Jose

soleil dijo...

Me encanto este post, es verdad...cada palabra, cada idea, si trato de mirar hacia atras y veo la historia de mi abuela, y generaciones anteriores, mujeres inteligentes, llenas de vida, que no vivieron, pero dieron vida...